Una vez entró al confesionario un señor y me dijo: “Padre quiero confesarme”, yo le dije: “Adelante”, entonces él comenzó a confesar sus pecados, nada fuera de lo habitual, mentiras, malas palabras, malos pensamientos, etc. pero al llegar al final de su confesión de pronto dijo algo que me intrigó mucho, dijo “mi pareja y yo a veces tenemos algunas desavenencias”, yo le interrumpí diciéndole: “¿cómo que su pareja y usted? ¿Quiere decir que ustedes no están casados”, entonces me dijo: “Mire padre, resulta que yo estoy casado con otra mujer por la Iglesia, y ella también estuvo casada, así que no, no estamos casados, pero somos una pareja feliz, nos queremos mucho”, entonces yo le dije: “Mire yo no puedo poner en duda eso que usted me dice, que sean una pareja que se llevan bien, que se quieren mucho, etc. lo que es mi deber decirle es que en las actuales circunstancias de su relación y vida juntos hasta que no regularicen su situación ustedes no se pueden acercar a los sacramentos”, entonces el me respondió diciendo: “Yo creí que usted, por ser un sacerdote joven, era más ‘open mind’, pero veo que me equivoqué, porque puedo entender que un sacerdote viejo no entienda nuestra situación, pero un sacerdote joven como usted creí que entendería y vería con buenos ojos nuestra relación”, yo le respondí: “Disculpe, ¿Qué significa eso de ser ‘open mind’?”, y me dijo: “Ser ‘open mind’ significa ser de ‘mente abierta’”, yo le dije: “Sé lo que significan las palabras ‘open mind’, mente abierta, pero eso ¿qué significa en este contexto?”, me respondió: “Bueno yo creí que por ser un sacerdote joven usted no vería con malos ojos la relación de mi pareja y yo, porque está basada en el amor”, yo le respondí: “Mire, la sana moral y la recta doctrina no dependen de la edad que tenga el sacerdote, un sacerdote bien formado en las Ciencias Sagradas no va a cambiar su enfoque sobre un asunto por su edad, además déjeme decirle que creer que un sacerdote será más ‘open mind’ o de mente abierta por ser más joven es un error, porque ¿qué significa ser ‘open mind’? ¿Significa ser permisivo? ¿Significa ser tolerante con todo? ¿Permitirlo todo? ¿Verlo todo con normalidad aunque sea pecado?”. Entonces recordé cuando una madre de familia me dijo también en el confesionario: “Mi hija se fue de vacaciones con su novio al mar durante una semana”, y yo le dije: “Eso no es correcto” y ella me dijo: “Es que vivimos en un tiempo en que uno debe ser más ‘open mind’ padre, ver las cosas con más naturalidad”, y yo le dije: “Mire lo que es pecado será siempre pecado, y lo que está mal siempre estará mal, eso no es cuestión de tener la mente abierta o no, porque si tener la mente abierta es renunciar a la sana moral y a las buenas costumbres entonces es preferible no ser de mente abierta, porque eso puede poner en peligro la salvación eterna”.

Vivimos en tiempos donde campea el relativismo moral y el hedonismo. Ya parecen no tener valor las normas universales ni importar los valores eternos. Ya parece que lo que antes era bueno ahora es malo y lo que antes era malo ahora es bueno. Ahora cada quien se hace su propia moral, sus propios principios y valores. Son tiempos en los que parece que un criterio para saber si algo se puede o no se puede hacer es que sea placentero, que produzca placer. Hoy se invita a ser ‘open mind’ para tolerarlo todo, para ver como normal lo que no lo es, incluso lo que es contrario a la naturaleza o la creación. Y se tacha de ‘anticuado’ a quien defienda y enarbole los principios y valores perenes, los que son objetivos, los que surgen de la misma naturaleza humana y del evangelio, que equivocados están quienes así piensan, lo que es bueno hoy lo será siempre y en todas partes y lo que es malo igualmente.

Dios los bendiga.
Padre Eduardo Michel Flores