“Aunque los hombres hayan visto en esto un castigo, allí estaba la Vida Inmortal para sostener su esperanza.  Después de una cierta prueba, recibirán grandes recompensas”
(Sab.3,4)

México…

Ahora te toca a ti …

Nos han recluido, nos han encerrado; vacíos los templos , los comercios, los los colegios y los ingresos!   Lejos de la familia, de los amigos y de tantas cosas mas, que no supimos valorar.

Hoy, nos recuerdas el porqué de esta cuaresma o cuarentena?

Hemos tenido que pasar por un período de prueba y que tal vez , es necesario que dure mas de lo pensado.

Tal vez, cuarenta, solo se trate de un número, de número logia y como en los libros sagrados, esto significa mas de lo que realmente es.

Ahora que estamos culminando la Celebración en estos días santos, anhelamos y valoramos mas éste GRAN REGALO!

Ya no podemos asistir a Misa, no podemos recibir la Eucaristía y tampoco podemos salir con plena libertad a comprar una simple vela o un cirio para la Pascua.   Esto es sin duda  y lo digo con tristeza, algo muy valioso que la gente hemos olvidado.

Eres Tu Señor, quién viene y tomas tu lugar en todo lo que te pertenece!  Nos haces recordar que para ser dignos de recibirte, es necesario lavarnos, no solo los pies, sino el alma.  Muchos no hemos comprendido el significado de tu Pasión.  Con ella se nos abrió  el Cielo, que permanecía cerrado desde nuestros primeros padres.

Felices los que creen, porque recuperamos gracias a Tí,  Cordero inmolado, esa amistad con el Padre.  La Esperanza de un Cielo nuevo se ha encarnado en María, tu Madre!   Será acaso que necesitamos 9 meses en su vientre, para volver a nacer?

Hoy Jesús, salió del Sepulcro … a Nuestro Encuentro!   Ha salido para rescatarnos de la oscuridad y darnos paso a la Luz.

Jesús por su obediencia ha sido premiado con la Resurrección.  Esto es, volver a la vida, levantarse de la muerte, resurgir junto a El. Nos abre el Camino a la Verdad, que por sí misma  nos hará Libres!  No significa que éste paso del mundo al cielo, será sencillo, así como El fue tentado en el Desierto para que no realizara su misión, igualmente nosotros estaremos acompañados durante toda nuestra vida de esta constante amenaza.

Celebrar esto, es celebrar nuestra propia resurrección, es ir venciendo día a día la tentación de querer abandonarlo todo, de querer desistir, de bajarnos de la barca y de abandonar nuestra propia cruz.  Perseveremos con valentía aguardando la dicha de la venida de Nuestro Dios.

Transformemos nuestros sepulcros, movamos esa pesada roca y salgamos de nuestro viejo ser
para dar paso a quien hace las cosas nuevas, al Rey, que entre palmeras nos recuerda  su fertilidad.   A todo aquel que lo invita, que lo hace suyo, podrá ver los frutos abundantes.

Ha vencido…
“El León de Judá” la raíz de Daniel…
Dan- Justicia,  El- Dios, por lo tanto,
Ha vencido… “ La justicia de Dios”
El, es mi juez y mi Señor.

Con Cristo Resucitado esa losa fue removida , la piedra que nos aprisionaba, ahora nos deja libres!     La Muerte quedó atrás para dar paso a la Vida!      Solo Cristo ha podido darse a sí mismo, murió en su humanidad y solo El se ha Resucitado a sí mismo,  cosa que nunca nadie ha podido hacer jamás, solo triturando al trigo se puede sacar Pan, solo aplastando y machacando la uva, se puede sacar vino!

Aquí esta el gran Misterio que se esconde para los ciegos y sordos!  Aquí esta envuelta la llave que abre esa Puerta!  Aquí esta la fórmula que necesito para…  “ Conquistar el Cielo”   Y digo … conquistar, porque el Cielo, ya está ganado!  Jesús Resucitado,  nos lo quiere compartir!  nos lo acaba de decir…

Conviene que YO MUERA!   No solo hablaba de El, sino que nos hace esta invitación, a cada uno de nosotros, nos está invitando a seguirle!    Mas claro, no puede ser,  sin embargo…   porqué tenemos tanto miedo de morir?    morir implica renunciar a todo, a las cosas que mas procuramos!

Como humanos, la supervivencia es lo primordial,  luchamos por la salud,  el alimento, casa, vestido y sustento, cuando los animales del campo, ni siquiera se molestan, lo reciben todo
por Su gracia!   Este negarme a mi propio ser, es como …  “Muero para Vivir”.    Morir a mis gustos, a mi ego, al reconocimiento, al poder, a la fama, incluso al cariño de los que mas amamos, a la indiferencia que tanto nos duele, al no sentirnos amados, así es como muero para ser… pobre de espíritu!
(2 Tim.1-7)

Esta es la Clave… y la mayor virtud de María, la pobreza, humildad y la sencillez de su Alma,
lo que la hizo la Predilecta del Padre!   Todos esos atributos que la serpiente no pudo resistir, ni podrá resistir jamás!    Ella será la Nueva Eva, la Mujer que viene del Cielo, la Madre de Cristo, la Iglesia, en ella se hace  carne y sangre.  El se ha quedado aquí, en la Eucaristía, todos los días, hasta que vuelva!

Esta fuerza de la Resurrección, es quién nos invita a quedarnos impregnados de la Luz, esa Luz que pudo imprimirse en una sábana, y en un ayate, esa Luz que nos rescata de las tinieblas, esa Luz que nos devuelve la Vida… Es la Luz, a la que todos fuimos invitados a ser parte de ella, para gozar finalmente de  la gloria eterna.

Amén

SDA